noticias

english

Resultados muy prometedores en las siembras de Tivissa (T) y Monasterio (GU)

Los resultados se han obtenido en los inventarios realizados una vez finalizada la primera primavera.

La primera siembra, realizada en 23 ha de la Sierra de Tivissa, en Tarragona, se llevó a cabo durante el otoño para las quercíneas (Quercus ilex ballota y Q. ilex ilex) y el final del invierno para el pino carrasco o pi blanc (Pinus halepensis). Transcurrida la primavera se realizó un primer inventario que dio como resultado una media de unas 1.600 plántulas por hectárea de masa mixta pino-quercinea. A esto habrá que restar las posibles pérdidas que puedan producirse durante el periodo estival, y sumar el regenerado natural de otras especies rebrotadoras presentes, como el enebro (Juniperus oxycedrus) o el palmito (Chamaerops humilis), por lo que se considera que son unos estupendos resultados, para una zona muy abrupta e incomunicada donde su restauración se ha llevado a cabo por un presupuesto de aproximadamente la mitad de lo que habría costado una plantación tradicional.

Plantula-quercinea-Tivissa  Plántula de quercínea conseguida con la siembra de una bellota

El otro inventario fue realizado en la siembra llevada a cabo en la zona incendiada el verano pasado en Monasterio, Guadalajara. Los resultados preliminares en esta zona, para el Pinus nigra y el Pinus pinaster son aún mejores, si bien esta obra no está terminada ya que el próximo otoño se abordará la segunda fase con siembra de encina (Quercus ilex) y rebollo (Quercus pyrenaica).

Plántulas de Pinus nigra recientemente emergidas      Plantulas-Pinus-nigra

 

Desde SYLVESTRIS no cejamos en nuestro empeño de ofrecer la siembra como una excelente alternativa para la restauración de zonas incendiadas, económica y social, gracias a nuestros años de investigación en el campo de las semillas forestales.